Natación
  LOS ESTILOS
 

ESTILOS DE NADO:

EL ESTILO CROL O LIBRE
:
 



 El crol es el más rápido de todos los estilos de natación. En él se produce propulsión continuamente. 


 
LA SECUENCIA DEL ESTILO CROL:




Durante toda la secuencia se mantendrá una posición horizontal e hidrodinámica.
  La cabeza estará en línea con el cuerpo, la mirada al frente y las piernas y los pies estirados. La patada se realiza con las piernas pasando cerca la una de la otra en un movimiento vertical y alternativo. Se trata de un movimiento de azote el cual se inicia en los lados del cuerpo y acaba en los pies. Asimismo, el movimiento de brazos también es alternativo y continuo. La propulsión se produce impulsando la mano dentro del agua hacia abajo, hacia atrás y terminando hacia arriba. En el recobro, el brazo se saca fuera del agua con el codo elevado, recobrando la posición de extensión hacia adelante para iniciar un nuevo ciclo.



 La mano izquierda entra en el agua por delante de la cabeza ya una distancia intermedia entre ésta y el hombro.  Al mismo tiempo que impulsamos el brazo derecho hacia abajo, recogemos el izquierdo hacia arriba para comenzar la posición de recobro.  El movimiento del brazo derecho se contrarresta con la patada hacia abajo del pie izquierdo. Después de este impulso, el brazo derecho se desplaza hacia atrás y hacia dentro, mientras el izquierdo completa el movimiento de recobro.


 Cuando el brazo izquierdo se extiende hacia adelante para iniciar el apego, el derecho empieza el recobro en un movimiento hacia arriba.  Durante esta fase, giramos la cabeza hacia la derecha aprovechando el giro natural del cuerpo. Esto permite al nadador tomar aire coincidiendo con el recobro del brazo derecho.  (Cuando nadamos por el agua a cierta velocidad, el movimiento del cuerpo crea una onda y deja un cometa tras de sí que permite inspirar sin levantar casi la cabeza.) Después de tomar aire, tendremos de nuevo la mirada al frente y la secuencia se repetirá de nuevo. Es normal que algunos nadadores prefieren girar la cabeza hacia el lado izquierdo para respirar.




 EL ESTILO DE ESPALDA:



Este estilo se parece al crol en el movimiento de los brazos y piernas de forma alterna, que permite una propulsión constante.  El recobro de los brazos se realiza fuera del agua en lo que a veces se llama movimiento de molino. La patada es hacia arriba y hacia abajo. Durante la secuencia de espaldas el cuerpo se encuentra en posición casi horizontal, con la parte posterior de la cabeza hundida en el agua y los lados del cuerpo justo abajo de la superficie.


 Aunque este estilo no es tan rápido como el crol, si se realiza correctamente puede ser elegante y fluido. 

LA SECUENCIA DEL ESTILO DE ESPALDA. 




El nadador se mantendrá en posición horizontal e hidrodinámica con la cabeza alineada con el cuerpo. Cuando el brazo izquierdo entra en el agua presionando ligeramente hacia abajo y hacia fuera, el derecho ya ha finalizado el impulso hacia abajo y está a punto de salir del agua para el recobro.


 El brazo izquierdo se flexiona gradualmente a la altura del codo en el movimiento hacia abajo. El derecho subirá en un recorrido circular. Mientras que el brazo izquierdo continúa flexionandose en la barrida hacia arriba, hasta conseguir un ángulo de 90 º, el derecho se encuentra por encima de la cabeza.


 El brazo izquierdo se impulsa entonces de nuevo hacia abajo para completar un ciclo de propulsión.  En este momento, el derecho entra en el agua extendido y justo por delante del músculo para iniciar el impulso.



 EL ESTILO DE MARIPOSA: 



Se trata del segundo estilo más rápido y el que más se ha desarrollado últimamente.  Generalmente, este estilo se empieza a aprender en el último lugar, porque exige mucha fuerza, movilidad y coordinación. El nadador está en una posición ventral y mueve los brazos y piernas simultánea y continuamente. Los brazos recobran por encima del agua y las piernas dan la patada hacia arriba y hacia abajo al mismo tiempo y en sentido vertical.  El cuerpo se mueve de forma ondulante como un delfín. En el remate del impulso con los brazos, la cabeza se saca del agua para respirar. Los brazos realizan una serie de movimientos ondulantes bajo del agua hacia fuera, hacia dentro, hacia abajo, atrás y en el último momento hacia arriba para salir de nuevo a la altura de los muslos.



LA SECUENCIA DEL ESTILO DE MARIPOSA:

 Las manos entran en el agua separadas a una distancia equivalente a la anchura de los hombros y con los pulgares en primer lugar.  Las piernas comienzan su primera patada de delfín hacia abajo. 
Una vez que se ha realizado el movimiento hacia fuera, empieza el impulso de brazos hacia abajo con los codos bien altos al tiempo que las piernas realizan la primera patada. 
Los brazos, entonces, completan la barrida hacia abajo y hacia dentro, y las piernas suben a la superficie para la siguiente patada de propulsión.



 Cuando los brazos han sobrepasado la línea de los hombros, se impulsan hacia fuera alcanzando con el impulso la mayor velocidad bajo el agua.  Las piernas inician la segunda patada hacia abajo. 
En el impulso último de brazos y manos hacia fuera, los codos dirigen el recobro.  Las piernas, entonces, completan la segunda patada de delfín. La parte superior del cuerpo se encuentra en la posición alta, lo que permite al nadador inspirar en esta fase. 
El movimiento de recobro se hará con los brazos cerca del agua y los codos ligeramente flexionados para la siguiente brazada. Las piernas vuelven a la superficie al tiempo que la cara se sumerge de nuevo.






 EL ESTILO DE BRAZA:



 LA SECUENCIA DEL ESTILO DE BRAZA. 




Es el estilo más antiguo de los cuatro principales y se emplea con frecuencia en la natación recreativa, para socorrismo y en competiciones. 
Antes de empezar, el nadador se encuentra en una posición horizontal e hidrodinámica ventral con los hombros paralelos a la superficie del agua. Està mirando hacia delante o justo por debajo de la superficie. Los brazos se encuentran cercanos y extendidos hacia delante por debajo del agua, y las piernas están juntas y extendidas.




 Empezamos moviendo los brazos hacia fuera, hacia atrás y luego hacia abajo hasta superar el nivel de los hombros. Las piernas permanecen estiradas.  A la altura de la línea de los hombros, las manos se recogen hacia dentro en un movimiento de hélice y los codos se acercan al cuerpo. Se prepara así el movimiento de recobro, en el que los brazos se estiraba al frente dispuestos para la siguiente brazadas. Es en este momento cuando normalmente se toma aire, ya que la boca está fuera del agua.


 En el recobro, los brazos están extendidos hacia adelante encima de la superficie o justo por debajo de ésta.  Al mismo tiempo, llevan los pies hacia las nalgas separadas a una distancia equivalente a la anchura del lado del cuerpo, con los dedos de las manos apuntando hacia atrás y las rodillas más abajo del nivel de los lados del cuerpo.



 Cuando casi se ha completado la brazada, los pies giran hacia fuera y las piernas empujan fuertemente hacia atrás y levemente fuera en un movimiento rápido dirigido por los talones. En la terminación de la patada, los pies seguirán un recorrido circular con un movimiento final de azote.  Los pies acabarán la patada, y los dedos apuntaran hacia atrás.  Así, el nadador se deslizará en una posición horizontal e hidrodinámica preparado para la siguiente secuencia.




 
  Hoy habia 27 visitantes (34 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis